Buscar este blog

Contador de visitas

28/5/16

El juego del Senet

¿Cómo se divertían los antiguos Egipcios? Existían muchas opciones de ocio y al igual que nosotros contaban con juegos de mesa para rellenar sus ratos libres. El más famoso de todos ellos era el Senet.



Se sabe que se jugaba al Senet desde muy antiguo, al menos toda la historia unificada del Antiguo Egipto ya que en un muro de una tumba de la tercera dinastía está pintada una referencia al citado juego. Se han encontrado juegos del Senet en diversas tumbas a lo largo de la historia siendo la más famosa hoy día la de Tut anj imen (Tutankamon). Su nombre significa “pasar” o “ir.




Es un juego para dos personas que consta de un tablero dividido en tres filas con diez casillas cada una y un número de piezas de cinco o diez dependiendo de la variedad elegida, pudiéndose jugar también con siete. Las piezas de los dos jugadores se distinguen por la forma, siendo cónicas o cilíndricas y de colores claro y oscuro. Esa era la norma o el tablero base, porque se han encontrado figuras de diversos colores. Las casillas por las que pasan las fichas se conocen como peru (casas).



El objetivo del juego es sacar las piezas del rival del tablero. El movimiento de las fichas no se determina por dados sino por cuatro tablillas o palos que por un lado no tienen nada y por otro son negras o con motivos diversos. Si se trata de palos se marcan en un lateral. Al tirar las cuatro se avanza tanto como tablillas caigan del lado vacío pudiendo moverse hasta cuatro casillas máximo en un mismo turno. Sin embargo, si caen todas del mismo lado se mueven seis casillas.

Siempre que un jugador consiga avanzar 1, 3 ó 6 casillas tiene un nuevo turno, así hasta que saque un 2 o un 4. Cuando dos fichas del mismo jugador ocupan la misma casilla se protegen mutuamente y evitan ser capturadas por el rival. Si son tres las fichas que caen en la misma casilla impiden que las fichas del rival puedan pasar a través de ellas, solo las suyas pueden saltarlas. Se capturan las fichas del rival cayendo en la misma casilla que una solo de ellas con una tirada exacta, si se pasa de largo no se captura. Si el movimiento hacía adelante no es posible se debe avanzar hacía atrás.

A lo largo del tablero existen una serie de casillas especiales con reglas propias que comprenden desde la casilla 26 hasta la 30. Por ejemplo la 26 obliga a pasar por ella y la 27 manda tu ficha a la casilla de salida.


Es posible hoy día encontrar algunos tableros de Senet en diversos comercios especializados y recrear este pasatiempo tan popular en el Antiguo Egipto.


Publicar un comentario