Buscar este blog

Contador de visitas

18/5/14

Ra



Extraído del libro La última etapa: 

Ra es un neter creador, uno de los más importantes, por no decir el que más, durante gran parte de la historia de nuestro país. Por aquel entonces había otros neteru con más fuerza aún como Petaj en Taui o Jenmu en el sur, pero Ra es el neter que más tiempo ha permanecido en lo alto del panteón y que más se ha usado en épocas que aún estaban por venir para justificar otros neteru o unificar cultos.



Ra es el sol, pero el mismo sol tiene diversos aspectos, el mismo Ra no es siempre Ra durante todo el proceso del día. Me explico. Aunque Ra siempre es Ra y siempre está asociado al sol, cuando amanece se le llama Jeper, otro neter que también es una forma de Ra al amanecer, a lo largo de la mañana  toma la forma de Jerajti para ser el mismo Ra en su momento de más brillo al mediodía y Tem al atardecer. Todos estos neteru son a su vez neteru en sí mismos pero también diferentes formas de Ra, lo cual es complicado de entender, pero era algo muy asimilado en nuestra concepción religiosa. También hay que decir que esta concepción, esta forma de explicarlo era la interpretación que existía durante una determinada época y la interpretación que yo mismo realicé tras muchos viajes y conocimientos, no teniendo porque ser la misma que se tenía en aquel momento concreto de la historia.


Ra recorre el cielo durante la mañana para ser tragado al atardecer y entrar en el mundo subterráneo, llamado Duat, donde debe luchar contra una serie de enemigos, entre los que se encuentra la serpiente Apep (Apofis) con el objetivo de salir de nuevo a la mañana siguiente renovado y renacido. Obviamente yo no realizaba un recorrido tal en mi vida, pero no era tan descabellado asumir que, frente a la tumba del nesut, había muerto como Ra y había vuelto a la vida al día siguiente totalmente renovado, mejor aún, con más fuerza y con la imposibilidad de sufrir la muerte.
 

Publicar un comentario