Buscar este blog

Contador de visitas

8/12/13

Pinceladas de La última etapa

Esta semana en el blog quiero acercarme más al libro de La última etapa y dejar de lado las entradas tematicas sobre Kemet (antiguo Egipto). A pesar de que he hablado de mi libro La última etapa, poco hasta ahora he podído mostras. A continuación quiero dejar unas pinceladas, partes del libro extraidas de diversos capitulos que puedan ayudar al lector a imaginar de qué va el libro, aunque todavía se trate de una versión de borrador.






"Nací en Kemet (Egipto) hace más de cuatro mil años. No puedo precisar la fecha porque los calendarios han cambiado mucho y entonces nos regíamos por los años de reinado del nesut (rey) vigente. Según los libros de historia modernos debí llegar a la vida hace unos 4600-4700 años ya que nací durante el primer año de reinado de Neterjet Yeser (Zoser)"




"El renacimiento es un tema recurrente en nuestra historia. Ra y Usir mueren (o murieron) para renacer posteriormente, el río renace cada año con las crecidas haciendo renacer a su vez la vegetación y las cosechas. Todo en general es un continuo ciclo de vida, muerte y renacimiento. Son varios mitos, varios neteru los que se adecuan a esta teoría. Es, por decirlo así, el tema central de nuestra cultura.
¿Cómo encaja todo esto con mi historia? Si bien es cierto que, a pesar de que aquel sacerdote de Ra no me contó la historia más decisiva de todas para encontrar la que a día de hoy considero la explicación final de mi situación, si logré establecer una nueva teoría que me llevaría a la completa aceptación de mi situación"


"Ir de ciudad en ciudad, poder ver mi país de esa manera, como nadie había hecho nunca, ni el nesut mismo, era algo extraordinario, increíble. No solía pasar menos de una semana en cada ciudad, por pequeña que fuese, ya que siempre tenía atractivos, templos que visitar, mercados en los que buscar alimento, gente con la que hablar, y, sobretodo, que para mí eran oasis en mis largas travesías por el desierto"


"Pasado este tiempo los trabajadores que seguían en el servicio, ya que algunos morían antes, otros se retiraban u otros sencillamente cambiaban de trabajo, tenían la oportunidad de ascender a puestos de mando dentro del mismo servicio. Para ello era necesario pasar una nueva prueba, una prueba mucho más sencilla que la inicial ya que los conocimientos sobre el sistema y su funcionamiento estaban más que asimilados"


"Uaset fue en origen una ciudad pequeña, muy pequeña. No recuerdo siquiera haber pasado por allí en mis múltiples viajes hacia el sur realizados en el pasado, y si lo hice no lo recuerdo ni me dejó ninguna impresión duradera. Ahora sin embargo la ciudad había crecido muchísimo, no solo en cuanto a tamaño, sino también en importancia. Oyendo los cantos de sirena de cambio mucha gente se trasladó a la ciudad en busca de nuevas oportunidades al igual que hice yo. Algunos fueron también a Jenen Nesut, pero debido a la gran localización geográfica de Uaset, diría que fueron más los que vinieron aquí"


"Según me decía, en el viaje que realizaba Ra a través de la duat, y todos nosotros por ende en su teoría, este debía salir al mundo por una puerta tras derrotar a todos sus enemigos, que custodiaba un neter llamado Sekar. Ese neter le abría el paso a Ra reiniciando su ciclo de vida y muerte que, para los humanos, debía terminar al salir de la puerta. Ese debía ser según él el punto en el que yo me quedé, a las puertas del final, y que por algún motivo esa puerta no se había abierto para mí, siendo la solución encontrarla y conseguir atravesarla de nuevo"


"Pero poco a poco fui terminando por aceptarle, por agradecerle su ayuda y por hablar con él. Fui abriéndome lentamente aunque nunca le dije nada específico de mí, ni qué me había sucedido ni cómo había llegado a esa situación. Tampoco le importaba, decía que lo único importante era lo que hacíamos con la vida hacia adelante, no hacía atrás, que aquello ya no existía, y que era el futuro lo que marcaría nuestra vida y nuestro destino tras la muerte"


"La vida era muy diferente a la de Taui. Ambas ciudades eran o habían sido capitales del país, pero la concepción era diferente. Algo que notaba poco a poco es que, al igual que antes de la crisis, los administradores locales tenían más y más autonomía con el paso de los años. No se llegaba a la situación de completa autonomía respecto al nesut como anteriormente, pero sí que tenían cierto poder y control mayor del acostumbrado. Dependíamos de la administración real siendo la administración local la que regulaba todo en la práctica y, aunque luego respondiese ante el nesut, tenía sus propios principios e incluso impuestos, así como algunos órganos exclusivos para la gestión de la ciudad o el Sepat"
 

 
 
 
 
 
Publicar un comentario