Buscar este blog

Contador de visitas

11/11/12

Dioses del antiguo Egipto: Imen





Imen es uno de los dioses más conocidos, o al menos que la gente cree conocer, por diversos motivos.
En primer lugar debo precisar su nombre. Conocido como Amón a nivel general por diversos errores de traducción y transliteración, Imen es un dios muy importante en la historia de Kemet.

No fue así siempre. De hecho actuó como dios local mucho tiempo y siempre por detrás de Mentu como dios principal de su zona, no siendo hasta el periodo posterior a la grave crisis del país y antes de la entrada de los extranjeros que su culto comenzó a ganar en importancia hasta llegar a convertirse en el dios principal y oficial de todo el país.




Eso lo consiguió por si mismo, por convertirse Uaset en la capital del país donde su culto nació, y porque los sacerdotes consiguieron legitimarlo uniéndolo a Ra para de esta forma convertirlo en dios supremo en todo el país a ojos de todo el mundo.

Así, un dios que originalmente estaba asociado con lo oculto, con el aire que no se ve, aquello que insufla la vida, pasó a convertirse en un dios creador, guerrero, de fertilidad y rey de dioses tanto en su forma individual como unida a Ra.

Su iconografía es muy sencilla de reconocer. Puede aparecer con dos aspectos básicos. Por un lado, y como forma original de sus tiempos como dios local, como un hombre con una corona con dos plumas, y posteriormente y como forma más generalizada en las últimas etapas de la historia de Kemet, como un hombre con cabeza de carnero o un carnero mismo pudiendo ser tanto Imen como Imen-Ra.

Si hay que definir al dios con un aspecto concreto, así como hemos establecido que Ra es el sol como elemento natural, el elemento que le corresponde a Imen es el espíritu natural, el aire oculto que no vemos.

Imen es un ejemplo claro de como la religión fue cambiando y tomando nuevas formas con el paso del tiempo en Kemet, y de como las fuerzas creadoras pueden actuar ya sea con una forma o con otra, pero siempre bajo el aspecto de un dios.
Publicar un comentario