Buscar este blog

Contador de visitas

2/11/09

Mi vida en Padova (VIII): Fin de semana in Toscana


Este fin de semana he ido con mis padres, que han venido a verme desde Madrid, a Firenze y Siena (con un corto paso a la vuelta por San Gimigniano). Desde el viernes temprano que salimos hasta el domingo despues de comer hemos disfrutado de la Toscana con un tiempo veramente maravilloso.


El viernes llegamos a Firenze donde despues de comer habiamos reservado para ver la Galleria degli Ufizzi. Antes dimos una vuelta por la ciudad y fuimos a comer. Pudimos ver el Duomo y recorrer algunas plazas donde vimos varias esculturas expuestas para que los turistas disfrutemos de ellas. Firenze es una ciudad artistica y eso se palpa por las calles.


La galleria degli Ufizzi cuenta con alguno de los cuadros mas famosos del Renacimiento italiano como son los de Boticelli (Nacimiento de Venus) o Leonardo Da Vinci. Al menos dos horas para recorrer la galleria y disfrutar del arte alli expuesto. Me gusto mucho aunque he de reconocer que esperaba algo aun mas grande por el nombre que tiene.


Al salir fuimos en direccion a Ponte Vecchio. Sin lugar a dudas un sitio magico, ya no solo por disfrutar de unas vistas al rio maravillosas sino porque el contraste hace que te traslades a otra epoca. Callejeamos bastante y seguimos disfrutando de la ciudad a pie de calle.


El sabado salimos hacia Siena no sin antes subir a una colina para tener una panoramica genial de la ciudad de Firenze. Siena es otra historia. Turistica, si, pero menos, y con una arquitectura y estructura mas medieval, cosa que, personalmente, me encanta. Calles que suben y bajan constantemente, casas y edificios de piedra y unas vistas increibles desde ciertos puntos de la ciudad.


El duomo de Siena para mi es el mas bonito que he visto nunca. Te hacen pagar para entrar, pero sin duda mereche, y mucho, la pena. La fortaleza es otro lugar donde da gusto pasear y disfrutar de grandes vistas de la ciudad. Las plazas, iglesias y callejuelas son, sin duda, tan especiales que parece que el tiempo se detiene y todo lo demas carece de importancia.


El domingo tocaba volver a Padova, no sin antes parar en San Gimigniano para comer y dar una vuelta de entre una y dos horas. No habia tiempo para mas, pero en esas casi dos horas disfrutamos de unas vistas que no tienen precio. Ciudad pequena y bastante turistica, cuenta con unas vistas a las montanas y otros pueblos de la Toscana realmente increibles. Y comimos unos dulces realmente sabrosos antes de volver.


En definitiva, una region (Toscana) realmente bella en esta epoca del ano (si no te pilla la lluvia) ya que los colores de la naturaleza te dejan con la boca abierta. Fierenze y Siena son ciudades que hay que ver y disfrutar y San Gimignino es un pequeno pueblo que puso la guinda a un fin de semana perfecto.


Un fin de semana sencillamente inolvidable en compania de las personas que mas quiero en el mundo.
Publicar un comentario