Buscar este blog

Contador de visitas

23/11/09

Retorno a Venezia y Roma


Por que retorno? He contado antes en el blog una primera vez en cualquiera de estos dos lugares?. No, sobretodo porque a Venezia he estado a principios de este ano (antes de empezar el blog) y a Roma a principios del pasado. Los dos ultimos fines de semana he vuelto a ambos sitios. Esta es la cronica de mi experiencia:

A Venezia fui el sabado 14 y solo por un dia. Aproveche para entrar en un museo que no conocia con tres plantas y pinacoteca bastante interesantes de ver. Realmente esa fue la visita cultural del dia ya que luego me limite a pasear por las calles, tomar el vaporetto para seguir el curso del gran canal (algo de lo que es imposible cansarte) y volver a algunos sitios en los que estuve la otra vez para rememorar sensaciones (La patatina, el hotel, etc...). Debido a que anochece muy pronto (5 de la tarde) no quise aventurarme a ir a alguna de las islas que no conozco (Lido, Murano...) para no ver nada con lo que lo pospongo para un segundo retorno.

A Roma ha sido una historia diversa. Desde este viernes a mediodia hasta ayer por la tarde he podido hacer un millon de cosas. Tras llegar a Termini e ir al ostello velozmente para registrarme fui a toda leche a I musei Vaticani que habia reservado para las 3 (ultima hora que daban). Al final llegue a las 2:30 pero pase igualmente sin problemas.

Decir que I musei Vaticani es una visita obligada si pasais por Roma y os interesa el arte ya que alberga obras (tanto pinturas como esculturas) increibles en su interior. Cierto es que lo mas famoso y lo que todo el mundo espera ver es la Capella Sistina (que, como no, era la sala mas abarrotada), pero todos los museos merecen mucho la pena.

Tras esto quede con un companero Espanol (Rafa) que vive y trabaja alli con el que recorri la ciudad pasando por las plazas mas importantes y entrando en alguna que otra iglesia. Asi pasamos la tarde, caminando y tomando unas birras para, despues, volver ya por mi cuenta al ostello a pasar la noche no sin antes dar otro paseo por el centro de la ciudad.

El sabado fue un dia maratoniano, en el sentido de la paliza que me pegue. Creo que no he caminado tanto de seguido en mi vida y acabe francamente exhausto. Comence tomando el metro hasta Piazza del Popolo donde me adentre en el parque Villa Borghese, que, tras recorrerlo integramente (similar al Retiro en cuanto a tamano), fui a parar al museo de Villa Borghese.

Este museo no tuve la oportunidad de verlo la vez anterior porque habia que reservar, pero como era la hora de apertura (9 de la manana) decidi hacer cola por si sonaba la flauta y podia comprar entrada para ese dia o la manana siguiente. Finalmente pude comprarlo para ese mismo momento por lo que pase un buen rato en el museo y la pinacoteca que alberga en su segundo piso. Decir que el museo es una pasada es quedarse corto. No es muy grande en si (el museo, luego esta tambien la Pinacoteca), pero todo lo que alberga (escultura y pintura entre ambos sitios) es realmente de primer nivel. Posiblemente el museo mas impresionante en conjunto que he visitado por la magnitud de las obras expuestas.

Decidido a comenzar a utilizar mi Roma pass en museos que no habia ido la otra vez fui al del Ara Pacis, que alberga la magna obra del mismo nombre. Ademas, en el piso inferior, habia una muestra de diseno italiano de todas las epocas bastante interesante donde se podian ver objetos y carteles publicitarios (entre otros) de hace 50 anos.

A partir de este momento comienza la locura. Decidido a ir al Orto Botanico pasando primero por Piazza San Pietro y como algo (menos mal). Entonces, y guiandome de una mappa, comienzo una escalada de calles realmente bestial, que, al final, me conducen a la puerta trasera del Orto por la que no se accede. Tras intentar recuperar el rumbo subo a un Panorama realmente espectacular (Roma desde tan alto es increible) y comienzo a bajar para encontrar la via principal de entrada al Orto. Todo esto no me lleva menos de dos horas en total, subiendo y bajando cuestas sin parar por lo que pensaba que, a esas horas aun tempranas (15:00) ya no podia mas. Pero vaya si pude.

Por fin llegue al Orto y pude entrar, encontrando uno de los mejores lugares (a mi entender) de Roma. El Orto mas grande y variado que he visto nunca donde he pasado mas tiempo que en muchos museos descubriendo su paisaje (bambus, todo tipo de vegetacion, jardin japones, ecc...) y viendo la vida desde una optica mucho mas satisfactoria que en una gran ciudad.

Mi siguente parada fue el segundo museo que puedo entrar gratuitamente con el Roma pass, el museo Barraco fue mi eleccion que alberga esculturas griegas, romanas y algo de egipcias y etruscas. Acostumbrado a todo lo que ya habia visto me supo a bastante poco. El resto de la tarde lo pase caminando (si, si, todavia seguia en pie) sin apenas comer (poco efectivo llevaba) por todo el centro.

El dia siguiente lo dedique a pasear de nuevo por el centro entrando en un par de iglesias y disfrutando simplemente de la tranquilidad de ver Roma sin prisas y sin necesidades aparentes. Ademas a las 12 habia quedado a comer con Rafa y su hijo para luego irnos al Stadio Olimpico a ver un partido de la Roma.

El partido fue todo lo que podia pedir y mas. Pensaba que no iba a jugar el gran capitan Totti (llevaba un mes lesionado) pero parece ser que esa misma manana se confirmo su presencia. Y vaya presencia, marcando los tres goles de su equipo y haciendonos delirar en el estadio (por cierto, unos asientos de lujo).

En definitiva y para no alargarme aun mas de lo que ya lo he hecho, unos retornos de lujo (sobre todo a Roma pero mas caro tambien) donde he podido disfutar de un monton de momentos increibles. Desde aqui quiero agradecer de nuevo a Rafa por su paciencia y guia en todo momento.
ps: Puede parecer raro no ir a los sitios tipicos pero es que ya los vi la ultima vez (Coliseo, foro, Palattino, termas de Caracalla, Castel Sant'Angelo, ecc...)

16/11/09

El retorno


Ha pasado mucho tiempo imaginando como seria este momento, que pensaria, que sentiria. El tiempo pasa de manera diversa cuando ya nada es como antes, cuando las cosas que sabias ya no sirven y debes aprender como afrontarlas desde una nueva perspectiva.


Pensando estas cosas fija su vista en la distancia y la ve. Se cruzan las miradas a pesar de la distancia y se escuchan aun faltando las palabras. Solo se han visto un par de veces en los ultimos cinco anos pero parece que fue ayer cuando se separaron.


El tren por fin se detiene y le permite bajarse. Alli esta ella esperandole junto a las demas personas que conforman su vida. Se funden en un abrazo tanto tiempo anhelado y no reprime sus lagrimas. Bienvenido a casa.

10/11/09

Vicenza


Antes de comenzar con esta entrada hay que decir que la serie Mi vida en Padova la doy por concluida por varias razones: la primera, que ya no es una novedad, llevo aqui mes y medio y todo lo que podia contar sobre novedades creo que ya esta dicho llevando ahora una vida normal. Segundo porque se iba a transformar en una serie sobre mis excursiones de fin de semana a otras ciudades de Italia, y, para eso, lo cuento como entradas aparte.


Una vez explicado esto paso a comentar que el sabado fui a Vicenza aprovechando que fue el unico dia del fin de semana que hizo buen tiempo (aqui llueve a mares aunque hoy tenemos bastante sol). Vicenza es una ciudad que queda cerca de Padova (15-25 min en tren) y que forma parte de la region del Veneto.


Alli hay cosas muy interesantes para ver. Siguiendo mi tradicion, una vez me baje del tren, comence a andar por la ciudad sin procurarme un mapa o alguna informacion sobre la ciudad, simplemente a descubrirla por mi cuenta. El centro es bastante similar a una gran ciudad, con multiples comercios y una cantidad de gente bastante elevada, sin embargo no radica hay precisamente su mejor baza. Vicenza cuenta con dos o tres parques cerca de la estacion de gran tamano por los que es un placer pasear mientras ves a los patos en el rio y descansas tras las duras caminatas que ahora contare.


Lo primero que hice tras ver el centro es comprar un ticket de museos. Aqui hay seis museos y con el mismo ticket puedes entrar a todos en lugar de pagar individualente por ellos gastandote bastante mas dinero. Por 8 euros tienes el ticket y un mapa donde solo te indican donde se encuentran el resto.


Con el ticket en la mano lo primero que vi fue el teatro clasico. Construido en pleno Renacimiento emula a un teatro griego/romano bastante fielmente. Sin duda me parece un sitio que hay que ver si o si ya que es de una gran belleza. Uno de los lugares que mas pena me ha dado dejar debido a lo bien que se esta alli dentro.


De ahi fui a la pinacoteca donde cuentan con una planta entera de cuadros de autores de varios paises y donde quede francamente sorprendido por algunas obras. Siguiente parada: el museo archeologico y natural donde ver fosiles, animales disecados y, en definitiva, todo lo que dice el proprio nombre del museo. De ahi a un palazzo que, si bien, no es gran cosa en general, tambien tiene cosas de interes.


Ahora es cuando viene lo bueno, ya que en mi busqueda del quinto museo (el sexto es solo de arte sacro y no me interesaba) recorri no menos de varios kilometros. Decir que al final no lo encontre pero no me importo en absoluto porque llegue a uno de los lugares mas bonitos que he visto. Tras subir 190 escalones (contados en los propios escalones con grafiti) y unas cuestas kilometricas, llegue a un panorama que, recordandome al de Firenze, le supera en altitud y profundidad de vista ya que se puede ver hasta Barcelona si te fijas mucho. Realmente una vista increible.


Mas o menos eso es lo que hice en Vicenza, mucho paseo (mis zapatillas aun echan humo), cuestas, museos y unas vistas preciosas de una ciudad que recomiendo encarecidamente a todo el mundo.

2/11/09

Mi vida en Padova (VIII): Fin de semana in Toscana


Este fin de semana he ido con mis padres, que han venido a verme desde Madrid, a Firenze y Siena (con un corto paso a la vuelta por San Gimigniano). Desde el viernes temprano que salimos hasta el domingo despues de comer hemos disfrutado de la Toscana con un tiempo veramente maravilloso.


El viernes llegamos a Firenze donde despues de comer habiamos reservado para ver la Galleria degli Ufizzi. Antes dimos una vuelta por la ciudad y fuimos a comer. Pudimos ver el Duomo y recorrer algunas plazas donde vimos varias esculturas expuestas para que los turistas disfrutemos de ellas. Firenze es una ciudad artistica y eso se palpa por las calles.


La galleria degli Ufizzi cuenta con alguno de los cuadros mas famosos del Renacimiento italiano como son los de Boticelli (Nacimiento de Venus) o Leonardo Da Vinci. Al menos dos horas para recorrer la galleria y disfrutar del arte alli expuesto. Me gusto mucho aunque he de reconocer que esperaba algo aun mas grande por el nombre que tiene.


Al salir fuimos en direccion a Ponte Vecchio. Sin lugar a dudas un sitio magico, ya no solo por disfrutar de unas vistas al rio maravillosas sino porque el contraste hace que te traslades a otra epoca. Callejeamos bastante y seguimos disfrutando de la ciudad a pie de calle.


El sabado salimos hacia Siena no sin antes subir a una colina para tener una panoramica genial de la ciudad de Firenze. Siena es otra historia. Turistica, si, pero menos, y con una arquitectura y estructura mas medieval, cosa que, personalmente, me encanta. Calles que suben y bajan constantemente, casas y edificios de piedra y unas vistas increibles desde ciertos puntos de la ciudad.


El duomo de Siena para mi es el mas bonito que he visto nunca. Te hacen pagar para entrar, pero sin duda mereche, y mucho, la pena. La fortaleza es otro lugar donde da gusto pasear y disfrutar de grandes vistas de la ciudad. Las plazas, iglesias y callejuelas son, sin duda, tan especiales que parece que el tiempo se detiene y todo lo demas carece de importancia.


El domingo tocaba volver a Padova, no sin antes parar en San Gimigniano para comer y dar una vuelta de entre una y dos horas. No habia tiempo para mas, pero en esas casi dos horas disfrutamos de unas vistas que no tienen precio. Ciudad pequena y bastante turistica, cuenta con unas vistas a las montanas y otros pueblos de la Toscana realmente increibles. Y comimos unos dulces realmente sabrosos antes de volver.


En definitiva, una region (Toscana) realmente bella en esta epoca del ano (si no te pilla la lluvia) ya que los colores de la naturaleza te dejan con la boca abierta. Fierenze y Siena son ciudades que hay que ver y disfrutar y San Gimignino es un pequeno pueblo que puso la guinda a un fin de semana perfecto.


Un fin de semana sencillamente inolvidable en compania de las personas que mas quiero en el mundo.